miércoles, 24 de agosto de 2016

La rebelión de los proveedores en las cadenas de producción de las multinacionales. El conflicto de Volkswagen con el Grupo Prevent o el comienzo del final de los métodos de “Superlópez”.



Bienvenido sea el conflicto entre la multinacional Volkswagen y uno de sus proveedores, el Grupo Prevent, con sede en Bosnia-Herzegobina, que fabrica piezas para las cajas de cambio y provee además de telas y cuero para los asientos de los automóviles VW de las marcas Golf, Passat, Tiguan y Touran.
Y bienvenido también el acuerdo al que han llegado después de varios días en los que el Grupo Prevent bloqueó su suministro provocando pérdidas importantes a la multinacional alemana y caída de su cotización en bolsa, así como una reducción de tiempo de trabajo y de salario a varios miles de trabajadores de 6 plantas alemanas de la casa matriz de VW.
La revista empresarial alemana WirtschaftsWoche afirma que se trata de un “peligroso precedente”. Peligroso ciertamente porque quiebra la práctica de un modelo de relación mundial de las multinacionales con sus proveedores a los que fijan unilateralmente precios, calidad, plazos de suministro, … , un modelo uno de cuyos impulsores fue nuestro “Superlópez” (Don José Ignacio López de Arriortúa, ingeniero vasco que pasó por varias multinacionales para finalizar en Volkswagen), famoso también como causante de uno de los mayores escándalos de espionaje industrial que obligó a VW a pagar a General Motors 100 millones de dólares y a comprarle durante 7 años por valor de 1.000 millones. 
Decía “bienvenidos” el conflicto y el acuerdo porque ha aireado un problema de primera magnitud hoy, las relaciones entre las cabeceras de las multinacionales y las empresas de sus cadenas de producción. Una relación de poder con muy importantes repercusiones en las condiciones de trabajo en estas cadenas de producción, que lo son a la vez de subcontratación, que se extienden por todo el mundo y que llegan en general a los países emergentes con peores condiciones de trabajo.
Bienvenidos pues si se cumplen los miedos de la revista alemana y entra en crisis este modelo porque de ello podrían surgir mejores condiciones para la acción sindical por la dignidad del trabajo en el mundo.
Desde el primer día del conflicto, hemos visto al sindicato alemán IG Metall preocuparse por su repercusión en los salarios de los trabajadores alemanes. Es lo que le correspondía. Pero no hemos visto (¡ojala me equivocara!) ninguna referencia a las condiciones de trabajo de los trabajadores de sus proveedores del Grupo Prevent, ni por parte del sindicalismo alemán ni de la Federación Sindical Internacional IndustriALL Global Union.
Esperemos que este conflicto ayude a superar las dificultades sindicales para abordar el trabajo decente en las cadenas de producción mundiales, donde trabaja aproximadamente el 50% de la clase trabajadora del planeta, aunque solamente el 3% sea plantilla directa de las multinacionales.

miércoles, 20 de julio de 2016

¡¡ Que se atrevan !! ¡TODOS!

Que sean valientes y voten en la investidura de Rajoy lo mismo que han votado para la Mesa del Parlamento. 

Y que no digan que no es lo mismo. Porque es cierto, no es lo mismo. Quizás sea peor lo que han hecho, ya que el Parlamento es el órgano de control del Gobierno, y Ana Pastor como Presidenta y la mayoría de PP y Ciudadanos en la Mesa del Parlamento es entregárselo todo a la derecha.

¡Que se atrevan a dar el SI unos, y el NO otros a cara descubierta!  Como han hecho ahora en voto secreto.

Y sin miedo a nuevas elecciones. Es peor 4 años más de Rajoy que una prórroga en el interinaje.

Claro que para tener un gobierno “de progreso” haría falta una “candidatura unitaria de progreso”, con este u otro nombre. 

Parece difícil, y lo es. Pero no es imposible. Otros pueblos lo han hecho. En algún momento lo hemos hecho.


Amigos del PSOE, de UNIDOS PODEMOS, … ,¡atreveos!

lunes, 4 de julio de 2016

A propósito del necesario análisis electoral y de las consideraciones al respecto de José Luis López Bulla y de Albert Recio

José Luis apunta en su blog (http://lopezbulla.blogspot.com.es/2016/07/el-miedo-dice-usted-anda-ya.html) una serie de consideraciones a partir de las formuladas por Albert Recio en el suyo (http://www.mientrastanto.org/boletin-148/notas/ventana-cerrada). Ambas de gran interés en mi opinión.

Porque entiendo que no se trata de un diagnóstico, y menos de unas conclusiones, sino que las considero como unos apuntes para impulsar una reflexión individual y colectiva más amplia, de conclusiones menos urgentes, pero útiles sin duda para la acción social, ésta sí más urgente e imprescindible día a día. Una reflexión y una acción que, además, podrán sin duda influir en las próximas o menos próximas contiendas electorales.

Compartiendo ambas reflexiones, me falta algo. Algo que de todas formas las dos aportaciones en cierto sentido sugieren.

Señala Albert Recio la indudable incidencia de las políticas europeas, globales, apuntando a la necesaria consideración de apuestas políticas y sus resultados, como pueden, deben, ser las de Grecia, Gran Bretaña, Austria, Portugal, … , y añade José Luis que el “sindicalismo confederal” debería aportar a esta necesaria reflexión.

Me decido a terciar en estas consideraciones, no para desarrollarlas, ni para tirar del hilo de lo que sugieren, sino para proponer otra referencia que entiendo necesaria también como punto de partida.   

Precisamente porque comparto los planteamientos de partida señalados por ambos, creo imprescindible situar el ámbito de esta reflexión, y, reitero, acción, en el marco europeo y global. Y no para recuperar el debate Stalin-Trotski (mucho ha llovido desde entonces), entiendo que cabe afirmar que no puede haber una solución plena “en un solo país”, aunque mucho puede, debe, avanzarse desde cada país.

Para una inflexión en las actuales tendencias, para la defensa del “estado de bienestar” europeo y para avanzar en la construcción de una Europa unida y democrática, para avanzar en el “trabajo decente” en el mundo (cuestiones muy ligadas, interdependientes), es imprescindible una acción social supranacional. Y el papel del sindicalismo debe ser esencial para conseguirlo. Sindicalismo nacional y sindicalismo supranacional, sindicalismo confederal y sindicalismo sectorial, CES (Confederación Europea de Sindicatos) y CSI (Confederación Sindical Internacional), Federaciones Sindicales Internacionales de Industria (industriALL Global Union), de Servicios (UNI), … 

La errónea, en mi opinión, respuesta dada a la crisis, la incapacidad para una respuesta clara, de planteamiento y de acción, al drama de los refugiados y, más allá, de las emigraciones, la anemia del sindicalismo global en la defensa de la dignidad del trabajo en el mundo, …, todo ello apunta a que la adecuada intervención sindical está por venir.

Y creo que tal iniciativa es imprescindible para la propia supervivencia del sindicalismo organizado. Intervención, propuesta, iniciativa, tanto “nacional” como “supranacional”, europea y global. Si el resultado electoral sirve para abrir los ojos a esta cuestión, ¡bienvenido sea!

Esto debería constituir también un elemento de la reflexión a partir de los resultados electorales si lo que se pretende es determinar cómo recuperar la iniciativa política y social.


sábado, 2 de julio de 2016

A propósito de la Resolución de la Conferencia OIT 2016

Me he referido recientemente (http://iboix.blogspot.com.es/2016/06/las-cadenas-mundiales-de-suministros-en.html) a la Conferencia de este año de la OIT y a su Comisión IV sobre el “trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro”. Además de subrayar que a lo largo de todo el texto abundan las recomendaciones (“deberían”) en lugar de las exigencias, me parece útil completarlo con unas consideraciones críticas sobre la Resolución finalmente aprobada (http://www.industria.ccoo.es/cms/g/public/o/7/o138304.pdf), y que supone en mi opinión una decepcionante conclusión del debate.

1.  Expresa una visión excesivamente optimista de la realidad afirmando los positivos efectos de las multinacionales como característica general (punto 1), admitiendo solamente “algunas deficiencias” (punto 3) 

2.  Sobrevalora lo realizado hasta ahora por la OIT al respecto (punto 8) y “muchos Estados miembros” (punto 9)

3.  La referencia a los Acuerdos Marco parece apuntar a una práctica general (punto 11) cuando son escasos (unos 100 sobre unas 6.000 multinacionales con Códigos de Conducta unilaterales), sin una valoración crítica de sus contenidos (en IndustriALL Global Union estamos anulando o considerando nulos los correspondientes a empresas de los diversos sectores industriales que sólo han vivido el día de su firma).

4.  Para terminar aguando lo que podría ser el elemento central de la resolución, como sería la creación de una Comisión Tripartita de Expertos sobre el tema para activar la incidencia de la OIT sobre el mismo, al señalar que el Consejo de Administración debería convocarla “en cuanto sea conveniente” (punto 25), pareciendo ignorar que ahora no sólo es conveniente, sino urgente.
Ante todo ello, subrayando esencialmente el valor que tiene ya (y quizás casi solamente) el título y algunas consideraciones dispersas sobre la realidad que vivimos, es decir que desde la OIT se asuma que existe un problema importante relativo al “trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro”, supone ya una referencia muy importante.  Entiendo por ello que se trata de que todas las instituciones sociales consideremos que existe un importante ámbito de exigencia y acción colectiva, lo que evidentemente afecta en primer lugar al sindicalismo global así como también a los sindicalismos nacionales, tanto los confederales como los sectoriales.
En mi opinión se trata de:
·         La exigencia de avanzar en la conclusión de Acuerdos Marco Globales con las todas multinacionales cabecera de cada cadena mundial de suministro. Y para ello un instrumento clave es exigirlo a las muchas multinacionales que tienen formulados compromisos unilaterales de Responsabilidad Social.
·         Que estos AMG expresen con claridad los derechos del sindicalismo global, y de cada uno de los países en los que se extienden tales cadenas de suministro, en orden a 1) el conocimiento de los centros de trabajo que las integran, y 2) el derecho de acceso sindical a los mismos.
·         Que la OMC exija de los productos del comercio mundial garantías de respeto de los derechos sociales y medioambientales en su producción. Ello supondría avanzar en la línea de la también tímida afirmación del punto 16.h de la Resolución, que señala que los gobiernosdeberían … considerar la posibilidad de incluir los principios y derechos fundamentales en el trabajo en los acuerdos comerciales …

Que la OIT cree de forma inmediata una Comisión Tripartita de Expertos para elaborar un nuevo Convenio que sintetice y actualice las normas de aplicación en la cadenas mundiales de suministro para contribuir al trabajo decente en las mismas

sábado, 25 de junio de 2016

Nueva actividad sindical en Bangladesh por parte de la Coordinación de IndustriALL Global Union para el Acuerdo Marco Global con INDITEX

Dando continuidad al trabajo que venimos desarrollando en Bangladesh desde hace años, acentuado tras la catástrofe de Rana Plaza, el compañero Víctor Garrido ha viajado recientemente a ese país para realizar un seguimiento de la aplicación en la industria del vestido del país, y particularmente en la cadena de producción de INDITEX en el mismo, del “Acuerdo para la prevención de incendios y por la seguridad de los edificios”, suscrito ya por más de 200 marcas de la industria del vestido con el sindicalismo global.

Constituía también objetivo de esta acción el desarrollo de la experiencia piloto que hemos realizado en fábricas de la cadena de producción de Inditex en el país para garantizar el ejercicio de la libertad sindical en la elección de los órganos de representación en la misma.

Adjunto el informe de esta actividad:


Nueva visita Sindical a la cadena de suministro
de INDITEX en

BANGLADESH-2016
Abril 2016
Víctor Garrido
Isidor Boix
 Secretaría de Internacional de CCOO de Industria
Coordinación de IndustriALL Global Union para el AMG con INDITEX


ÍNDICE:

1.- Objetivos y Programa de la visita sindical a Bangladesh.
2.- Bangladesh en la actualidad.
3.- La situación del “ACCORD” para la prevención de incendios y la seguridad de los edificios. Su desarrollo tres años después de Rana Plaza.
Ø  Su aplicación en la cadena de producción de Inditex. Un ejemplo de su utilidad.
4.-Proyecto OHS, de formación a los comités de Seguridad y Salud de las fábricas del ACCORD.
5.-Proyecto piloto para la renovación de los comités de participación.
6.- Balance sindical y proyección futura.


1.- Objetivos y Programa de la visita sindical a Bangladesh.

Dentro del plan de trabajo diseñado para este año 2016 en el ámbito del Acuerdo Marco Global (AMG) entre IndustriAll Global Union e Inditex, planificamos una nueva visita a Bangladesh con los siguientes objetivos:

v  Realizar un balance en de la cadena de suministro de Inditex en el país del proceso de formación de los Comités de Seguridad y Salud que está desarrollando el “ACCORD” (Acuerdo para la prevención de incendios y por la seguridad de los edificios, concluido tras la catástrofe de Rana Plaza) en el ámbito del proyecto OHS.
v  Analizar la situación actual del ACCORD tres años después del “homicidio industrial” que significó la tragedia de Rana Plaza.
v  Finalizar el proyecto piloto, establecido e iniciado en el año 2015, en varias fábricas de la cadena de suministro de Inditex para la renovación de los Comités de Empresa al finalizar sus actuales mandatos.

En esta ocasión la delegación sindical estaba integrada, en representación de la Federación Sindical Internacional “IndustriAll Global Union (IGU)”, por Apoorva Kaiwar, responsable regional en la zona, Víctor Garrido Sotomayor, de CCOO-Industria, coordinando el AMG para IndustriALL, y por Eusuf Mollaf, de la oficina en Bangladesh. La delegación empresarial la lideró Javier Díaz Pena, del Departamento central de Sostenibilidad de Inditex, con Kharim….., responsable del departamento en Bangladesh y otras personas con distintas responsabilidades en el país. En varias actividades participaron diversas personas de IndustriALL y UNI que trabajan en la aplicación del ACCORD.

Se acordó la visita de 4 fábricas, entre los días 25 y 29 de abril. Las dos primeras inmersas en el proyecto OHS del ACCORD y las otras dos: una enmarcada en el proyecto piloto de constitución de comités de participación sindical y la otra para garantizar la aplicación del AMG con  Inditex, después de problemas detectados en una anterior visita y que han quedado solucionados después de nuestra visita. 

2.- Bangladesh en la actualidad

En estos momentos Bangladesh sigue manteniendo desde nuestra última visita en el año 2015 una tensa “calma” política. Tranquilidad relativa sólo alterada por puntuales agresiones a ciudadanos extranjeros, así como al colectivo laico y a representantes de minorías religiosas, que han continuado en 2016 y que a menudo han sido reivindicados por el “Estado Islámico”, aunque las autoridades los atribuyen a una organización autóctona.

Como ya comentamos en el informe anterior, han sido asesinados en Bangladesh varios pensadores seculares críticos con el fundamentalismo islámico que se han convertido desde hace tres años en el principal objetivo de grupos islámicos extremistas. Luchan desde las redes sociales, a través de blogs, para lograr que Bangladesh fortalezca los cuatro principios recogidos en su Constitución de 1972 (“democracia, nacionalismo, socialismo, y secularismo”), norma fundamental aprobada tras la separación de Pakistán.

Detrás de esta grave erosión de los derechos humanos, que pasa casi inadvertida para el mundo, está el partido islamista Jamaat e Islami, prohibido en 1971 y reorganizado cuatro años más tarde, que pretende la creación de una República Islámica regida por la ley de la Sharia, y, según algunos blogueros, “el establecimiento de una especie de Arabia Saudita en el subcontinente indio”. El movimiento secular es el único que opone una resistencia frontal a esta pretensión, por lo que se le ha considerado principal “enemigos del islam”.

Se está creando una peligrosa connivencia, por acción u omisión, con el radicalismo islamista por parte de los poderes político, económico, social, y religioso. Los activistas por las libertades denuncien la situación de inseguridad que les está llevando a reducir su actividad o  exiliarse.


3.- La situación del “ACCORD” para la prevención de incendios y la seguridad de los edificios. Su desarrollo tres años después de Rana Plaza

Conviene recordar que el “ACCORD” firmado ya por 217 marcas internacionales de prendas de vestir y minoristas con los 2 sindicatos globales IndustriALL Global Union y UNI, y sus afiliados nacionales en Bangladesh, tras la catástrofe de Rana Plaza, ha cumplido ya su tercer aniversario. El “ACCORD” y la “Alliance” (de firmas americanas sin intervención sindical) controlan aproximadamente unas 3.500 fábricas y talleres. De éstas unas 1.677 fábricas bajo el amparo del ACCORD (de las cuales unas 1.660 han sido ya inspeccionadas) con más de dos millones de trabajadores. Otras 1.500 fábricas, que producen para el mercado interior y marcas de otros países, fueron asignadas a una iniciativa tutelada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y liderada por el Gobierno de Bangladesh.

v Indicadores de progreso del ACCORD, inspecciones y planes de acción correctivos (CAP).

En la actualidad el número de inspecciones llegan a unas 500 por mes, lo que significa que las fábricas están recibiendo visitas de verificación aproximadamente cada tres o cuatro meses.  El proceso requiere una enorme cantidad de tiempo, personal y recursos para asegurar el desarrollo completo del procedimiento de revisión  previsto, por lo que éste está siendo lento. Los datos del último informe del ACCORD (abril de 2016), señalan que están en curso 1.450 “Planes de Acción Correctores” (CAP), que pueden resumirse en el siguiente cuadro cuyos conceptos no son excluyentes:                 

Aproximadamente el 60% de los riesgos de seguridad identificados han sido ya solucionados. Es un logro significativo, pero es necesario que la remediación se complete en su totalidad sin más demora, aunque su ejecución sigue siendo dificultosa. El ACCORD incrementa esfuerzos, con el apoyo de la mayoría de las marcas, pero siguen produciéndose en la práctica demoras esencialmente por la actitud de los dueños de las fábricas, así como del gobierno de Bangladesh.

El ACCORD, en su artículo 21, señala que en casos de problemas graves estructurales se puede proceder al cierre de la fábrica, con notificación pública. Se están llevando a cabo reuniones específicas con las marcas firmantes para identificar las fábricas de alta prioridad. Desde la firma de se han cerrado 83 fábricas.

Pero siguen habiendo fábricas inseguras que pueden convertirse en cualquier momento en una nueva trampa mortal para las personas que se encuentran trabajando en ellas.

v  Su aplicación en la cadena de producción de Inditex. Un ejemplo de su utilidad

Como ejemplo de aplicación en la cadena de suministro de Inditex es útil señalar un problema surgido en los días previos a nuestra visita. A una fábrica sita en Chittagong, con alrededor de 850 personas, que suministra a Inditex (así como para otras grandes marcas internacionales), se le realizaron varias revisiones por parte de ingenierías locales (DEA, “Detailed Engineering Assessment”, Evaluación Detallada de la situación de ingeniería). Determinaron que el edificio tenía poca fiabilidad y la necesidad de obras de reforma para garantizar su seguridad.

Se trata de una de las fábricas para las que Inditex, es “lead Brand”, lo que sucede para un total de las 75 que le han sido asignadas directamente, de entre las 219 fábricas de Bangladesh (con unos 370.000 trabajadores) que en el año 2015 trabajaron para sus marcas. Ello supone que de manera regular Inditex tiene que proceder a un monitoreo de la evolución de cada fábrica, realizar reuniones de seguimiento y asesoramiento técnico en ellas, encargándose de la supervisión y coordinación en nombre del resto de marcas activas presentes en cada una, así como de todas las CAP (planes de acción correctivos).  

Así, en esta empresa plantearon para mayor seguridad una tercera revisión a través de una ingeniería específica que trabaja para ellos (ARUP) al considerar que las auditorías anteriormente realizadas no suponían una plena seguridad de las personas. El departamento de Sostenibilidad de Inditex tomó la decisión, compartida con IndustriALL Global Union (IGU), del inmediato desalojo del edificio, y las siguientes medidas:

v  Inditex informó a todas las partes afectadas por la situación: ACCORD, IGU y a BIGUF (sindicato local), así como al proveedor y al personal de la fábrica (dueño y trabajadores).
v  El propietario de la fábrica decidió suspender temporalmente las operaciones hasta poder garantizar que el edificio no representaba un grave riesgo para la integridad y la seguridad de los trabajadores.
v  El ACCORD deberá emitir una orden inmediata de evacuación del edificio, en vigor hasta que una nueva decisión después de realizar los trabajos de remediación estructurales urgentes que garanticen la seguridad del edificio hasta el nivel requerido.
v  Se entabló una negociación con ambos (fábrica y proveedor), que se prolongó hasta que se alcanzaron los siguientes acuerdos:
o   Comunicar a los trabajadores el cese de la actividad y la evacuación de las personas que estaban trabajando.
o   Suspender la producción en el edificio como medida preventiva hasta que se haya completado toda la remediación estructural requerida.
o   Si no resultara factible la viabilidad de las instalaciones en la ubicación actual, el propietario de la fábrica, con el apoyo de Inditex, buscará una solución que cumpla con los compromisos adquiridos, lo que casi con toda seguridad supondrá trasladar la actividad a otro edificio.
o   Compromiso de Inditex de mantener los salarios de los trabajadores hasta la reactivación de las operaciones de la fábrica, u otra garantía de empleo de los trabajadores.
o   El día 4 de mayo se procedió al primer pago de salarios bajo supervisión del responsable de IGU en Bangladesh, de los representantes del sindicato BIGUF, del sindicato de la fábrica, y de Inditex.
o   Inditex asegura un volumen de pedidos a esta fábrica tras la suspensión temporal de las operaciones de producción.
o   La continuidad del sindicato de la fábrica, afiliado a BIGUF, así como reconocimiento de los derechos de los representantes de los trabajadores, si se decide finalmente trasladar la actividad a otro edificio.

4.-Proyecto OHS, de formación a los comités de Seguridad y Salud, en las fábricas del ACCORD

El proyecto OHS es un programa piloto del ACCORD para la creación y formación de los Comités de Seguridad y Salud, que se está llevando a cabo en una selección de 52 fábricas de distintas marcas internacionales, y en las que existen sindicatos legalmente constituidos. Este proyecto se lleva a cabo por una consultora contratada por el ACCORD, con amplia experiencia en seguridad y salud ocupacional, para preparar materiales y orientar en los procesos de aplicación de tales normas, incluyendo las vías para las quejas de los trabajadores al respecto. Se ha iniciado ya con 6 fábricas sindicalizadas, y en una segunda fase se incluirán otras 9 fábricas.

v Actividades de Inditex en el Proyecto OHS del ACCORD.

Inditex, al igual que el conjunto de marcas firmantes, se comprometió a la aplicación del art. 17 del ACCORD para colaborar activamente en la constitución de los Comités de Seguridad y Salud en las fábricas que trabajan para ellos en Bangladesh, de modo que una vez constituidos según la ley del país, reciban formación por parte del ACCORD para que puedan llevar a cabo sus responsabilidades.

Inditex participa inicialmente en 5 fábricas de ese proyecto. Por nuestra parte, desde la Coordinación del Acuerdo Marco Global, nos planteamos realizar un balance de esta iniciativa en 2 de esas 5 fábricas, para conocer también la participación en ella de los correspondientes sindicatos. De ello resulta:

v  El ACCORD realiza siete seminarios de formación, cada tres meses, con una duración de 3 horas en cada uno.
v  Establecen un plan de formación de los Comités (OHS) que se estructura en 5 puntos:

 1: Fundamentos de Seguridad y Salud Ocupacional.
2: Procedimiento de quejas y reclamaciones.
3: Resolución de problemas.
4: Inspecciones y control de peligros en el lugar de trabajo.
5: Establecimiento de mecanismos de seguridad y de vigilancia en el Trabajo.

v  Los Comités de Seguridad y Salud son paritarios, la mitad representan a los trabajadores y la otra mitad a la empresa (en este caso integrada por supervisores).
v  En el diseño de estas acciones formativas no participan los sindicatos presentes en las fábricas.
v  El ACCORD tampoco invita a los sindicatos locales a participar en la formación.
v  Estas acciones formativas se realizan por separado con los delegados sindicales y los supervisores.
v  Hemos comprobado que los sindicalistas estaban satisfechos del programa de formación.

En estas visitas también nos reunimos con los sindicatos presentes en las fábricas (conviene recordar al respecto que para su constitución es necesario acreditar la afiliación de al menos un 30% de los trabajadores de la plantilla), de lo que resulta lo siguiente:

1º-/ En el primer caso:
v  Se trataba de un conjunto de 4 fábricas de un grupo empresarial del vestido, 3 de las cuales pertenecen a la cadena de suministro de Inditex.
v  En el grupo trabajan 70.000 personas, con 14.000 personas afiliadas.
v  Existen 4 Comités de Participación (…..), con 20 personas en cada uno de ellos, cuyos delegados y delegadas han sido seleccionados por el sindicato de la fábrica.
v  Hay un sindicato reconocido en cada una de las 4 fábricas.
v  Y 4 comités de seguridad y salud de 12 personas cada uno, mitad trabajadores del sindicato y mitad de los supervisores de la fábrica.
v  Existe Convenio Colectivo en la fábrica.
v  Existen tres turnos en las fábricas en distintos departamentos.

2º-/ En el segundo caso:
v  Era un conjunto de 4 fábricas de un grupo empresarial (2 de ropa vaquera y 2 de lavandería), todas ellas forman parte de la cadena de suministro de Inditex en el país.
v  Con unas 8.000 personas.
v  El sindicato se creó en mayo de 2014.
v  Con 2.500 personas afiliadas.
v  Comité de Participación en cada una de las 4 fábricas, con 10 personas en cada uno de ellos.
v  Hay un sindicato reconocido en dos de ellas, y que es el que ha designado a las personas que representan a los trabajadores en los Comités de Participación.
v  Hay 4 comités de seguridad y salud, de 10 personas y paritario, mitad trabajadores de los comités de participación y mitad supervisores de la fábrica.
v  No existe Convenio Colectivo en la fábrica.

5.- Proyecto piloto para la renovación de los Comités de Participación

Con esta visita finalizaba el proyecto piloto, establecido e iniciado en el año 2015 en la cadena de suministro de Inditex, para la renovación de los Comités de Participación ya existentes en las fábricas y acordado entre las partes firmantes del Acuerdo Marco Global. Se decidió que cuando correspondieran su renovación en las cuatro fábricas (tres en el año 2015 y una la de este año 2016) al final de sus actuales mandatos electorales, se realizaría un proceso efectivo de libre participación y elección dentro de las fábricas, y no por designación de los propietarios de las fábricas como hasta ahora se habían realizado. Con la pretensión además de que pudiera servir como experiencia para el resto de empresas.

Se trataba en definitiva de facilitar la iniciativa sindical allí donde ya hubiera implantación de algún sindicato, y, de no haberla, establecer una práctica de libre acción por parte del conjunto de los trabajadores, es decir una actividad de contenido sindical que facilitara su sindicación en los sindicatos locales, constituyendo al mismo tiempo una base de trabajo para proyectos de formación sindical con IGU.

La última fábrica de este proyecto, situada en Dacca (en la zona de Mirpur, como dos de las visitadas en 2015), tenía que renovar el Comité de Participación el 27 de abril de 2016. En el anterior mandato había sido elegidas 10 personas, 6 hombres y 4 mujeres, pero entre los candidatos que previamente habían designado los supervisores.

Preparamos la elección por plantas, esta fábrica cuenta con 9, poniendo especial énfasis en la garantía de libre presentación de las personas en las candidaturas de cada planta. En todas, para facilitar el voto, se incluía el nombre de cada persona, su foto y un símbolo, así como el número de personas a elegir, determinado proporcionalmente al número de trabajadores de cada planta. Hay que destacar que, además de los representantes de la fábrica e Inditex, así como de los representantes sindicales, se personó como observador una persona en representación de la organización patronal de Bangladesh, la BGMC.

El proceso electoral se realizó en 7 de las 9 plantas ya que en una está el almacén y en otra las oficinas de la fábrica, desarrollándose como sigue:

v  4 plantas del departamento de costura,
o   En 2 de ellas se presentan 3 personas como candidatas y en otras 2 se presentan 4 personas, en total 9 mujeres y 5 hombres.
v  2 plantas de terminación,
o   En una de ellas se presentan 3 personas y en la otra 4 como candidatas, en total 5 mujeres y 2 hombres.
v  1 planta de corte.
o   Donde se presentan 4 personas, 3 hombres y 1 mujer.

La votación se realizó en cada planta, con garantías para realizar el voto de forma aislada y confidencial.

El censo lo conforman un total de 1.536 trabajadores, participando en la votación 1.486 (96,7 % de participación), con 25 candidatos (15 mujeres y 10 hombres), de los que 8 repiten del proceso anterior, para elegir a 10 personas.

Las 10 personas elegidas (de las que 3 repiten del proceso anterior, 1 mujer y 2 hombres) se integran como representantes de los trabajadores en el Comité de Participación junto con 8 personas (supervisores) que designa la dirección de la empresa.

Los resultados de las primeras elecciones realizadas ya bajo estas condiciones son los siguientes:          


6.- Balance sindical y proyección futura. -

El acuerdo alcanzado en la fábrica con problemas estructurales subraya la importancia del ACCORD, y con él la implicación de las marcas, Inditex en este caso, en la solución de problemas, los de seguridad ahora para evitar que se produzcan accidentes como el de Rana Plaza. Señala además la importancia de la presencia sindical, no sólo de la representación de IGU, sino también de la necesaria presencia de los sindicatos locales para garantizar los derechos de los trabajadores en cada país. 

Esta experiencia apunta asimismo a un método de apoyo a los sindicatos presentes en las fábricas para la creación y eficaz funcionamiento de Comités de Seguridad y Salud (denominados OHS) por parte tanto de  IGU como de los sindicatos locales. También para garantizar su formación.

Referencia de nuestro trabajo aquí lo constituye asimismo las visitas realizadas a una fábrica con  problemas sindicales detectados a principios del año 2015 y del que fuimos informados en su inicio por la denuncia puntual de una ONG, lo que nos ha permitido irlos resolviendo sindicalmente desarrollando lo establecido en el Acuerdo Marco, como hemos ya explicado ampliamente en anteriores informes  relativos a Bangladesh.

Es necesario también señalar el trabajo realizado para la renovación de varios procesos electorales, desarrollados en el proyecto piloto de la cadena de suministro de Inditex, lo que ha significado una nueva experiencia para la renovación de la representación de los trabajadores en los Comités de Participación en Bangladesh, facilitando la entrada en las fábricas de los sindicatos locales y abriendo así vías para la formación sindical y para la afiliación sindical de estos delegados y delegadas libremente designados por los trabajadores. Para que puedan desarrollar un trabajo en esta dirección con la colaboración por parte IGU. Merece ser también señalado que estos procesos electorales han constituido un gran acontecimiento para los trabajadores, no sólo por su significación al poder elegir a sus representantes, sino también al convertirse en una fiesta al vivir un momento de libertad.

Esta visita nos ha permitido seguir profundizando en los diferentes problemas que conviven en la actualidad de Bangladesh, uno de los principales focos de atención mundial en estos momentos en  relación con las condiciones de trabajo y la actividad sindical.

Abril 2016


Secretaría de Internacional de CCOO-Industria
Coordinación de IndustriALL Global Union para el AMG con INDITEX

Y en su versión inglesa:


New Trade Union visit to
INDITEX’s supply chain in

           BANGLADESH-2016
April 2016


Víctor Garrido
Isidor Boix
 International Secretariat of CCOO Industry
Coordination of IndustriALL Global Union for the Global Framework Agreement with INDITEX


INDEX:

1.- Objectives and Programme of the trade union visit to Bangladesh.
2.- Bangladesh today.
3.- The situation of the “ACCORD” for fire and building safety. Its development three years after Rana Plaza.
Ø  Its application in Inditex’s production chain. An example of its usefulness.
4.- OHS project to train Health and Safety Committees in ACCORD factories.
5.- Pilot project to renew participation committees.
6.- Trade union evaluation and future scope.

1.- Objectives and Programme of the trade union visit to Bangladesh
As part of the work plan designed for this year, 2016, in relation to the Global Framework Agreement (GFA) between IndustriALL Global Union and Inditex, we planned another visit to Bangladesh with the following objectives:

v  Undertaking an evaluation, in Inditex’s supply chain in the country, of the process to train the Health and Safety Committees that is being carried out by the “ACCORD” (Accord on Fire and Building Safety, reached after the Rana Plaza tragedy, with the participation of Inditex although it was not present, as was the case of other signatory brands) as part of the OHS project.
v  Analysing the ACCORD’s current situation, three years after the “industrial homicide” of the Rana Plaza tragedy.
v  Finalising the pilot project, established and initiated in 2015, in several factories belonging to Inditex’s supply chain, in order to renew the Participation Committees at the end of their current mandates.

On this occasion, the trade union delegation was made up of, in representation of the International Trade Union Federation “IndustriALL Global Union (IGU),” Apoorva Kaiwar, the local regional manager, Víctor Garrido Sotomayor, from CCOO-Industry, coordinating the GFA for IndustriALL, and Eusuf Mollaf, from the office in Bangladesh. The business delegation was led by Javier Díaz Pena, from Inditex’s central Sustainability Department, along with Kharim Bhuiyan, department manager in Bangladesh and others with different responsibilities in the country. Several activities featured the participation of different people from IndustriALL and UNI that work on the application of the ACCORD.

We negotiated visits to 4 factories, between April 25 and 29. The first two were part of the ACCORD’s OHS project and regarding the other two: one was included in the pilot project to establish union participation committees and another one to guarantee the application of the GFA with Inditex, after the problems that were detected in a previous visit and solved after our visit.

2.- Bangladesh today

At present, Bangladesh is still experiencing the same tense “political” calm existing during our last visit in 2015. Relative tranquillity also disturbed by sporadic attacks on foreign citizens, as well as on secularists and representatives of religious minorities. These have continued in 2016 and are often claimed by the “Islamic State,” although authorities attribute them to a local organisation.

As we commented in the previous report, several secular thinkers critical of Islamic fundamentalism have been killed in Bangladesh, becoming in the last three years the main target for extremist Islamic groups. They use social networks and blogs to strengthen the four main principles included in Bangladesh’s 1972 Constitution (“democracy, nationalism, socialism and secularism”), the basic law code approved after it separated from Pakistan.

The Islamist party behind this serious erosion of human rights, which has mainly gone unnoticed by the world in general, is called Jamaat e Islami, prohibited in 1971 and reorganised four years later, with the objective of establishing an Islamic Republic governed by Sharia law and, according to some bloggers, “establishing a kind of Saudi Arabia on the Indian subcontinent.” The secular movement is the only one offering any resistance to this objective and is therefore considered the main “enemy of Islam.”

A dangerous coexistence is being established, by action or omission, with Islamist radicalism on the part of political, economic, social and religious powers. Pro-freedom activists are speaking out against the lack of security, which is forcing them to reduce their activity or go into exile.


3.- The situation of the “ACCORD” for fire and building safety. Its development three years after Rana Plaza

It is worth remembering that the “ACCORD” that has now been signed by 217 international garment brands and retailers with the 2 global trade unions, IndustriALL Global Union and UNI, and its national affiliates in Bangladesh, after the Rana Plaza tragedy, has reached its third anniversary. The “ACCORD” and the “Alliance” (by American companies without trade union participation) control approximately 3,500 factories and workshops. Out of these, around 1,677 factories are under the protection of the ACCORD (of which around 1,660 have already been inspected) with more than two million workers. Another 1,500 factories, which produce for the domestic market and brands for other countries, were assigned to an initiative supervised by the International Labour Organisation (ILO) and led by the Government of Bangladesh.

v ACCORD progress indicators, inspections and corrective actions plans (CAPs).

At present, the number of inspections amount to about 500 per month, which means that factories are receiving verification visits approximately every three or four months. The process requires a great amount of time, personnel and resources to ensure the full implementation of the planned inspection procedure, which means that it is moving very slowly. The data from the latest ACCORD report (April 2016) shows that 1,452 “Corrective Action Plans” (CAPs) are underway, as summarised in the following table (categories are not exclusive):


Approximately 60% of identified safety risks have already been solved. This is a significant achievement, but full remediation is required without any further delay, although its implementation is still difficult. The ACCORD increases efforts, with the support of most brands, but delays still take place in practice, basically due to the attitude of factory owners, some brands and the Government of Bangladesh.

The ACCORD, Article 21 states that if a plant fails to collaboration on inspections, remediation, health and safety and, where applicable, training activities, the signatories specific brands ACCORD must implement a process of notice and warning that could lead to the termination of commercial relations with a manufacturer. And, in cases of serious structural problems can proceed with the closure of the factory, with public notice. From here, special meetings are being held with signatory brands in order to identify high-priority factories. Since the signing of the ACCORD, 83 factories have been closed.

However, there are still unsafe factories that can turn into a very serious risk, at any time, for those working inside them.

v  Its application in Inditex’s production chain. An example of its usefulness
As an example of its application in Inditex’s supply chain, it is worth highlighting a problem that arose in the days prior to our visit. A factory located in Chittagong, with around 850 people, which supplies Inditex (along with other important brands). This building received inspection ACCORD and was required to carry an DEA (Detailed Engineering Assessment (detailed assessment of the situation of engineering) this was carried out by two local engineering and finally sent to ACCORD for review and approval. They determined that the building was not very reliable and required alterations to guarantee its safety.
This is one of the factories for which Inditex is the “lead brand,” which is the case of a total of 75 factories that were assigned directly to it, from among 207 factories in Bangladesh (with around 370,000 workers) that worked for its brands in 2015. This means that Inditex, on a regular basis, has to monitor the evolution of each factory, hold follow-up and technical assistance meetings inside them, taking care of their supervision and coordination on behalf of the other active brands present in each of them, as well as all of the CAPs (corrective action plans).
Therefore, the company suggested, for safety reviews of the DEA, submitted by local engineering firms, as well as reviewing all available information about the building, through a specific engineering works for them (ARUP) considering that it was necessary to ensure a hundred percent the structural situation of the building in order to completely minimize any risk that could affect the safety of workers in this building. Following this assessment, the Department of Sustainability Inditex decided shared with IndustriALL Global Union (IGU), the ACCORD and the owner of the factory immediate evacuation of the building, and the following measures:

v  Inditex informed all the parties affected by the situation: ACCORD, IGU and BIGUF (local trade union), as well as the supplier and factory personnel (owner and workers).
v  The factory owner decided to temporarily suspend operations, until he could guarantee that the building did not pose a serious risk to the workers’ health and safety.
v  The ACCORD had to issue an immediate order to evacuate the building, in force until a new decision is made, after carrying out the urgent structural remedial work guaranteeing the building’s safety up to the required standard.
v  Negotiations were started with both of them (factory and supplier) and continued until the following agreements were attained:
o   Notifying workers about the cessation of activity and evacuation of workers.
o   Suspending production in the building as a preventative measure until the required structural remediation is fully completed.
o   If the installations are not feasible in their current location, the factory owner, with Inditex’s support, will look for a solution fulfilling the acquired commitments, which will almost certainly mean transferring the activity to another building.
o   Inditex’s commitment to pay the workers’ salaries until the reactivation of factory operations, or guarantee their employment.
o   On May 4, the first salaries were paid under the supervision of IGU’s director in Bangladesh, representatives of the BIGUF trade union, factory trade union and Inditex.
o   Inditex ensures a volume of orders for this factory after the temporary suspension of its production operations.
o   The continuity of the factory’s trade union, affiliated to BIGUF, as well as recognition of the rights of the workers’ representatives, if the activity is finally transferred to another building.

4.- OHS project to train Health and Safety Committees in ACCORD factories

The OHS project is a pilot project of the ACCORD to establish and train Health and Safety Committees. It is being implemented in a selection of 56 factories working for different international brands, in which legally established trade unions exist; 33 Health and Safety Committees have been established and training provided for 382 members of such committees and 49,148 factory workers. This project is being carried out by a consulting company hired by the ACCORD, with extensive experience in occupational health and safety, in order to prepare materials and guidance in the processes of applying such regulations, including channels for workers’ complaints in this regard. It has been completed in 16 unionised factories.

v Inditex activities in the ACCORD’s OHS Project.

Inditex, like all the other signatory brands, promised to apply Art. 15 and 17 of the ACCORD in order to collaborate actively in establishing Health and Safety Committees in the factories working for them in Bangladesh. Once they have been set up in accordance with the country’s legislation, they will receive training from the ACCORD in order to carry out their responsibilities.

Inditex is initially participating in 5 of the project’s factories. For our part, at the Coordination of the Global Framework Agreement, we made plans to evaluate this initiative in 2 of these 5 factories, also to ascertain their participation in the corresponding trade unions, with the following results:

v  The ACCORD carries out seven training seminars, every three months (each one lasts for 3 hours).
v  They establish a training plan in the Committees (OHS) based on 5 points:

 1: Fundamentals of Occupational Health and Safety.
2: Procedure for complaints and claims.
3: Problem-solving.
4: Inspections and danger control in the workplace.
5: Establishment of safety and monitoring mechanisms in the workplace.

v  The Health and Safety Committees are joint ones, with half representing the workers and other half the company (in this case, made up of supervisors).
v  The trade unions present in the factories do not participate in the design of these training actions.
v  Neither does the ACCORD invite local trade unions to participate in the training.
v  These training actions are carried out separately with union delegates and supervisors.
v  We saw that the trade union members were satisfied with the training programme.

                                               
Factory meetings with trade unions and OHS Health and Safety Committees

During these visits, we also met with the trade unions present in the factories (it is worth remembering in this regard that they can only be established by certifying at least 30% membership of the workforce), with the following results:

1st/ In the first case:
v  It was a series of 4 factories owned by a garment business group, 3 of which belong to Inditex’s supply chain.
v  The group employs 70,000 people, with 14,000 trade union members.
v  There are 4 Participation Committees (mixed body[1] with trade union and business representation), with 20 persons in each of them; their delegates were selected by the factory trade union.
v  There is a recognised trade union in each of the 4 factories. It organises trade union activities in the factories; they have a trade union room and hold union meetings every month.
v  And 4 health and safety committees with 12 persons each, half being trade union workers and the other half factory supervisors.
v  The factory has a Collective Agreement.
v  There are three factory shifts in different departments.

2nd/ In the second case:
v  It was a series of 4 factories owned by a business group (2 making denim clothes and 2 washing ones), all of which belong to Inditex’s supply chain in the country.
v  With around 8,000 workers.
v  The trade union was established in May 2014 and they are still not carrying out any trade union administration or activities in the company.
v  With 2,500 union members, they have a small union room that is not currently being used much.
v  Participation Committee in each of the 4 factories, with 10 persons in each of them.
v  There is a recognised trade union in two of them, being responsible for designating the persons representing the workers in the Participation Committees.
v  There are 4 health and safety committees with 10 persons each, which are joint ones, half being workers from the participation committees and the other half factory supervisors.
v  There is no Collective Bargaining Agreement in the factory.


5.- Pilot project to renew Participation Committees

This visit marked the end of the pilot project, which was established and initiated in 2015 in Inditex’s supply chain, in order to renew the existing Participation Committees in the factories, and negotiated among the Global Framework Agreement’s signatory parties. It was decided that when it came to renewing the committees in the four factories (three in 2015 and one this year, 2016) at the end of their current electoral mandates, it would be done by means of an effective process featuring free participation and elections within the factories (rather than designation by factory owners as had been done up until then). This would also provide experience for the other companies.

The objective, in short, was facilitating trade union initiative wherever a trade union had already been established and, in the absence of trade unions, establishing a practice of free action on the part of the workers as a whole; in other words, promoting union-like activity to facilitate the unionisation of the workers into local trade unions, constituting at the same time a work basis for future union training projects with IGU.

The last factory in this project, located in Dacca (in the Mirpur area, like two of the ones we visited in 2015), had to renew the Participation Committee on April 27, 2016. In the previous mandate, they had chosen 10 persons, 6 men and 4 women, but from among candidates previously designated by the supervisors.

We prepared the election on a floor-by-floor basis (the factory has 9 stories), making sure to guarantee the free presentation of persons in each floor’s candidacy. In all of them, in order to facilitate voting, we included each person’s name, photograph and a symbol, as well as the number of persons to be elected, determined in proportion to the number of workers on each floor. It should be noted that, apart from the factory and Inditex representatives, as well as the trade union representatives, there was an observer representing the Bangladeshi employers’ organisation BGMEA.

The election process was carried out on 7 of the 9 floors, since one of the floors is used for storage and another for the factory’s offices, as follows:

v  4 floors containing the sewing department,
o   In 2 of them, 3 persons ran as candidates, and in another two there were 4 persons, totally 9 women and 5 men.
v  2 finishing plants,
o   In one of them, 3 persons ran as candidates, and 4 in the other one, totalling 5 women and 2 men.
v  1 cutting floor.
o   Where 4 persons ran, 3 men and 1 woman.

Voting was carried out on each floor, with guarantees for voting in an isolated, confidential way.


             
Woman voting with the ballot paper of the candidates at the back.                           People waiting to enter the voting chambers. You can see the candidates’ photos and symbols.

             
                                    Factory personnel and those in charge of the IndustriALL Global Union delegation counting the votes.

The census was made up of a total of 1,536 workers, with 1,486 participating in the voting (96.7% participation), with 25 candidates (15 women and 10 men), of which 8 were repeat candidates, for 10 posts.

The 10 persons chosen (of which 3 repeated from the previous election, 1 woman and 2 men) joined the Participation Committee as workers’ representatives, along with 9 persons (supervisors) designated by the company management.

The results of the first elections held under these conditions are shown below:


6.- Trade union evaluation and future scope. -
The agreement attained in the factory with structural problems underlines the importance of the ACCORD and, with it, the participation of the brands (Inditex in this case) in the solution of problems, safety ones at present in order to avoid accidents such as that of Rana Plaza, where Inditex was not present, like many other brands participating in the ACCORD. It also highlights the importance of a trade union presence, not only in representation of IGU but also of local unions, in order to guarantee workers’ rights in each country.

This experience also underlines a method in support of the trade unions present in factories, with a view to the establishment and efficient functioning of Health and Safety Committees (called OHS) on the part of IGU and local trade unions. Also, in order to guarantee their training.

In relation to our work here, there are also the visits made to a factory with trade union problems detected at the beginning of 2015. We were informed at the outset thanks to a complaint made by an NGO, which enabled us to gradually solve the problems by means of trade union action, in application of what is stipulated in the Framework Agreement, as we explained in depth in previous reports on Bangladesh.

It is also necessary to highlight the work carried out to renew, in companies, several election processes, as part of the pilot project in Inditex’s supply chain. This has constituted a new experience for renewing the workers’ representatives in Bangladesh’s Participation Committees, facilitating local trade union access to factories and thereby opening up channels to provide trade union training and affiliation for these delegates, who were freely designated by the workers. So that they can work in this direction with IGU’s collaboration. It is also worth highlighting that these electoral processes constituted a great event for the workers, not only due to the significance of being able to elect their representatives, but also to the party spirit behind being able to experience a moment of freedom.

This visit has enabled us to continue exploring the different problems that coexist today in Bangladesh, one of the world’s main focal points at present in relation to working conditions and trade union activity.


April 2016


International Secretariat of CCOO-Industry
Coordination of IndustriALL Global Union for the GFA with INDITEX